Mejores Plastificadoras de 125 Micras

¿Alguna vez has escuchado que son las micras? ¿No sabes la relevancia que tienen en el mundo del plastificado? Tranquilo, a lo largo de esta comparativa nosotros te explicaremos todo lo que debes saber sobre esta unidad de medida.

Así como resumen inicial, podríamos decir que las micras indican el grosor del plástico que se utiliza en los procesos de laminado en frío y caliente. Por eso puedes ver como ciertas marcas comercializan fundas de 80 micras, láminas de 125 micras…

Pero no todos los modelos de plastificadoras son compatibles con cualquier valor de grosor. Hoy en día se diseñan algunas dirigidas a conseguir acabados más gruesos, mientras que el objetivo de otras son resultados más finos. Si quieres encontrar aquella que se adapte mejor a tus exigencias, solo sigue leyendo.

Las 4 Mejores Plastificadoras de 125 Micras

Fellowes Sola

VER OFERTA EN AMAZON

Es ideal para: Plastificar tanto en casa como en la oficina.

Para quienes buscan un modelo compatible con cualquier lugar de trabajo, tanto por su peso ultra ligero como por su reducido tamaño, el laminador Fellowes Sola es la solución.

Una vez se encienda el LED verde que lleva incorporado, podremos empezar la plastificación de cualquier documento, ya sean fotografías, recetas, listados… Y por no hablar ya de la calidad de sus acabados, consiguiendo unos resultados libres de imperfecciones en tan solo unos pocos minutos.

Por si fuera poco cuenta además con un sistema de apagado automático, gracias al cual la laminadora de 125 micras se detendrá por si sola tras un largo periodo de inactividad. De esta forma compensa el posible sobrecalentamiento que pueda experimentar la plastificadora, y a su vez conseguimos un ahorro de energía considerable.

PROS
  • Tamaño compacto – Puede adaptarse perfectamente a cualquier espacio libre que tengas en tu escritorio de trabajo.
  • Ahorro energético – Tras un periodo de inactividad específico, la máquina se apaga automáticamente.
  • Acabado profesional – La calidad de los acabados que genera este modelo es sobresaliente.
CONTRAS
  • Exceso de calor – Puede sobrecalentarse tras un uso continuo y excesivo.
VER OFERTA EN AMAZON

Topelek Kit Plastificadora 5 en 1

VER OFERTA EN AMAZON

Es ideal para: Conseguir unos acabados personalizados.

Habiendo analizado las plastificadoras con mayores volúmenes de ventas del mercado actual, podemos decir que no hay un modelo más completo que Topelek Kit Plastificadora 5 en 1. Ya no solo estamos pagando por una máquina de laminar, sino también por la gran cantidad de accesorios que incluye.

¿Quieres recortar los márgenes sobrantes del documento? Utiliza la recortadora de papel. ¿Prefieres tener unas esquinas perfiladas? Haz uso de la troqueladora de esquinas. ¿No tienes fundas para plastificar tus fotografías? El set incluye una conjunto de fundas de plástico de diversos formatos para que puedas utilizar la más indicada.

Si tenemos en cuenta además la calidad de sus acabados, sin presencia alguna de burbujas de aire o arrugas, y la elevada velocidad con la que podemos obtener un plastificado, la elección se vuelve mucho más fácil.

PROS
  • Acabados suaves – Gracias a su sistema de rodillos no debemos preocuparnos por la calidad del acabado.
  • Rápida laminación – Capaz de plastificar un folio estándar en menos de un minuto.
  • Incorpora set de complementos – Incluye un kit muy completo con todos los accesorios necesarios para optimizar tus resultados.
CONTRAS
  • Tiempo de calentamiento alto – Debemos esperar un poco a que la máquina se encuentre preparada para funcionar.
VER OFERTA EN AMAZON

Llivekit 125 micras

VER OFERTA EN AMAZON

Es ideal para: Laminar en colegios, institutos y toda clase de despachos.

Con toda la competencia existente en el sector del plastificado, imagina lo difícil que es destacar como un sello poco reconocido. Pues esta marca lo ha conseguido con su modelo Llivekit de 125 micras, y no es de extrañar si analizamos su relación calidad-precio.

Gracias a su sorprendente velocidad de laminado, es capaz de completar la plastificación de una hoja convencional en tan solo unos segundos. Y no debes preocuparte si durante el proceso se queda bloqueada dentro de la máquina laminadora, ya que este producto dispone de una palanca con la que podemos extraer cualquier producto obstruido.

Por si fuera poco, con la compra de la emplasticadora se incluyen tanto un redondeador de esquinas como una guillotina de papel. De esta forma, podremos suavizar el corte de los vértices del documento y recortar el plástico sobrante por los márgenes.

PROS
  • Anti atascos – Gracias a su palanca ABS podemos liberar cualquier papel atascado.
  • Plastificación rápida – Podemos obtener buenos resultados en cosa de unos segundos.
  • Kit de iniciación incluido – El pack incluye una serie de accesorios que facilitan el desarrollo del proceso.
CONTRAS
  • Unicolor – Este modelo únicamente se comercializa en color negro.
VER OFERTA EN AMAZON

Fellowes Lunar

VER OFERTA EN AMAZON

Es ideal para: Generar buenos resultados con un mínimo de calidad asegurado.

Si bien es verdad que no es el modelo más demandado dentro de la marca, las aptitudes que presenta Fellowes Lunar la convierten en una gran alternativa a valorar dentro de este ranking.

Para empezar, a diferencia de otras plastificadoras, esta máquina puede adaptarse estéticamente a cualquier lugar de trabajo al presentar una cubierta disponible en dos colores totalmente diferentes: azul y rosa. Teniendo en cuenta además su pequeño tamaño y su carácter silencioso, podremos trabajar con ella en cualquier espacio por reducido que sea y sin molestia alguna.

Otro punto que podemos destacar es la seguridad que aporta al usuario, la cual radica en su sistema anti atascos, gracias al cual uno se puede quedar tranquilo de no obstruir en ningún momento la salida de la laminadora.

Si valoramos también la inexistencia de desperfectos como arrugas o arañazos en la superficie del acabado, y la suavidad de sus resultados, podemos concluir que no hay una forma más fácil y segura de laminar un documento.

PROS
  • Manejo sencillo – Es realmente fácil llevar a cabo la plastificación de cualquier documento.
  • Anti bloqueos – Evita que los documentos se atasquen en la entrada de la máquina gracias a un sistema ABS.
  • Buena calidad del acabado – Consigue unos resultados libres de imperfecciones.
  • Multi color – Podemos adquirir el producto tanto en color azul como en color rosa.
CONTRAS
  • Tiempo elevado de calentamiento – La espera para iniciar la plastificación asciende a unos pocos minutos.
VER OFERTA EN AMAZON

>> Volver arriba <<

Comparativa de las mejores máquinas plastificadoras de 125 micras de 2021

MÁS VENDIDO

PROS

  • Tamaño compacto
  • Ahorro energético
  • Acabado profesional

CONTRAS

  • Exceso de calor
MEJOR VALORADO

PROS

  • Acabados suaves
  • Rápida laminación
  • Incorpora set de complementos

CONTRAS

  • Tiempo de calentamiento alto
MÁS BARATO

PROS

  • Anti atascos
  • Plastificación rápida
  • Kit de iniciación incluido

CONTRAS

  • Unicolor

PROS

  • Manejo sencillo
  • Anti bloqueos
  • Buena calidad del acabado

CONTRAS

  • Tiempo elevado de calentamiento

>> Volver arriba <<

Guía de compra ¿Qué plastificadora para 125 micras comprar? 

¿Qué son las micras en las fundas?

No es extraño haber escuchado alguna vez este concepto a lo largo de tu vida, aunque su uso no sea muy frecuente que digamos. Si todavía desconoces su significado, estamos aquí para responderte a la duda que cualquiera se estaría planteado… ¿Qué son las micras realmente?

Una micra no es otra cosa que una unidad de medida que equivale a una milésima parte de un milímetro, es decir: 1 micra = 1/1. 000 milímetro. Dentro del mundo del plastificado, se utiliza esta unidad para indicar el grosor del plástico empleado para la laminación. En el caso de las fundas, este valor hace referencia al grosor de cada cara de la funda, mientras que en el caso de las láminas hace referencia al espesor de cada lámina por separado.

La importancia de la micra dentro de este sector reside en la estrecha relación que se establece entre el grosor del plástico y el grado de protección que adquiere el documento laminado. De esta forma, cuanto mayor sea el valor de las micras, mayor será el espesor de las láminas o fundas de plástico, y por lo tanto mayor será el nivel de conservación del objeto en cuestión.

¿Qué fundas son mejores para plastificar?

Las fundas se pueden clasificar según su espesor en cinco rangos de micras: 80, 100, 125, 175 y 250, cada cual más gruesa. Para saber cual de ellas elegir, únicamente debemos analizar el grado de conservación que queremos otorgar al documento, y la cantidad de dinero que estamos dispuestos a invertir en ello.

Por lo general, para un uso ocasional o frecuente se suelen utilizar láminas desde 80 micras hasta 125 micras, siendo estas últimas las que mejor relación calidad-precio presentan. Sin embargo, para un actividad más intensa y continua ya es más aconsejable emplear las fundas de 175 micras, y en casos extremos las de 250 micras.

Por último pero no menos importante, es esencial que la plastificadora a utilizar sea compatible con el valor de grosor correspondiente, ya que sino no se podrá realizar el laminado. La mayoría de modelos suelen aceptar fundas y láminas de 80 y 125 micras, pero nunca está de menos leerse las especificaciones.

Consejos para elegir una buena laminadora de hasta 125 micras

En este tipo de laminadoras, los criterios de selección son algo diferentes al del resto de modelos convencionales. Para este caso, al ser el grosor del plástico el factor más relevante, las características del producto a las que deberíamos de dar mayor importancia son:

  • Rango de grosor: como era de esperar, uno de los aspectos más importantes es el intervalo entre el valor mínimo y el valor máximo de grosor que admite la laminadora en cuestión. Cuanto mayor sea este rango, más fácil será que la máquina sea compatible con las fundas o las láminas que hayamos adquirido para conservar nuestro documento, ya sean de 80, 125 o 250 micras.
  • Multi función: cuando trabajamos en caliente, estamos aportando una cantidad de calor determinada al plástico con el objetivo de derretirlo. Por ello es esencial conocer el grosor de dicho plástico, ya que en el caso de que su espesor sea demasiado grande, la fundición del material adhesivo se puede volver compleja. En todo caso, debemos cerciorarnos sobre la calidad del plástico que vayamos a utilizar para laminar, y de la potencia calorífica que es capaz de entregar la máquina en caso de poder trabajar en caliente.
  • Accesorios: si nos dirigimos a las valoraciones de cualquier producto del sector del laminado, nos daremos cuenta de que existe un gran descontento por la calidad de los complementos que suelen incorporar estos artículos, y no debemos pasarlo por alto. Al final, un recortador de papel o una troqueladora de esquinas tendrán una mayor dificultad para perfilar los acabados cuanto mayor sea el grosor del documento plastificado. Por lo tanto, antes de inclinarte por una plastificadora u otra, asegúrate de que los accesorios que incluye pueden lidiar con cualquier espesor de plástico.

¿Cómo usar una máquina de plastificado para 125 micras?

Los pasos a seguir para conseguir una correcta laminación con estos modelos es idéntico a los que tendrías que completar con una plastificadora convencional. La única diferencia reside en asegurarte de la compatibilidad entre el grosor admitido por la máquina y el de las fundas o láminas de plástico que vayas a utilizar.

Teniendo en cuenta estos aspectos, el orden de actuación sería el siguiente:

  1. Elije si prefieres plastificar en frío o en caliente: mediante el accionamiento de un interruptor que llevan incorporado la mayoría de laminados, podemos seleccionar el modo en el que queremos trabajar. Como hemos mencionado anteriormente, debemos prestar atención a la relación que existe entre la modalidad en caliente y el grosor del plástico.
  2. Mantente a la espera hasta que finalice el precalentamiento: si vamos a plastificar en frío, este paso no es necesario. Sin embargo, si la laminación se lleva a cabo en caliente, debemos esperar un tiempo determinado para poder iniciar el proceso.
  3. Introduce el documento envuelto con el plástico de 125 micras: en el caso de utilizar fundas, debemos introducir el documento dentro de estas y colocar el conjunto de forma que la cara abierta sea la última en entrar a la máquina. Por otro lado, si empleamos láminas de 125 micras actuaremos posicionando una lámina en cada una de las dos caras del papel, estando lo más alineadas posible la una con la otra. Una vez asegurada la integridad del conjunto, procederemos a introducirlo en la emplastificadora siguiendo en todo momento una dirección perpendicular a su entrada.
  4. Perfila el acabado a tu gusto: haciendo uso de complementos como la troqueladora de esquinas, tenemos la posibilidad de personalizar los bordes de nuestros documentos plastificados. En caso de haber un exceso sobrante de plástico, lo podemos retirar con una guillotina, siendo aconsejable tomar las mediciones pertinentes antes de hacer el corte.

>> Volver arriba <<

OTRAS PLASTIFICADORAS SIMILARES QUE TE PUEDEN INTERESAR
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)